PALMARIO
9 de diciembre de 2010 al 8 de enero de 2011


Marcela Astorga
Mercedes Azpilicueta
Roxana Buttazzoni
Marina De Caro
Graciela Hasper
Irina Kirchuk
Catalina León
Mariela Scafati + Teatro de lo Ausente
Elisa Strada

Soy artista y mi relación con el ámbito de la curaduría (y la curaduría entre comillas) es solamente para intentar unir líneas de pensamiento entre sí, para poder discutir, pensar, reflexionar (estudiarnos).
Es interesante conectar generaciones perdidas con las generaciones más jóvenes y encontrar las cepas.
Me mueve el afecto, es mi punto cardinal.
Todo las tesis posibles ya están hechas, y muy bien, por los curadores, historiadores, directores de galerías, museos, centros culturales, etc.
Por ahora, me interesan las miradas que proponen los grupos afectivos, sus modos de trabajar y expandirse, haciendo crecer esa gran bola de nieve que tan conscientemente ha propuesto Roberto Jacoby.
En D21, invité a un grupo de artistas con las que el punto en común que quiero resaltar en principio es la relación personal que tengo con sus obras y por sobre todo, el encuentro afectivo que me une con ellas.
A su vez, están relacionadas entre sí por el  modo radical para encarar la vida, situación que me parece necesaria (de) incorporar en la lectura de sus prácticas artísticas. Esta es una propuesta totalmente subjetiva.
Trabajar con las personas que seguimos en sus experiencias cotidianas, que son referentes e interlocutores del trabajo diario, se me convierten en un sustento indispensable. Comparto con cada una de ellas, diferentes instancias e intimidades de sus procesos creativos.
Por otro lado, me interesa el trabajo paralelo que vienen realizando o realizan en el área de la gestión o en la co-participación  de colectivos. Estos espacios son a su vez referentes y piezas importantes en la composición del mapa de discusión del arte contemporáneo argentino.
Ellas son parte de la formación de esta malla, que (sobre todo) comenzó a crecer en los años 90, generando lugares de exhibición, de encuentro, de intercambio, estudio, participación, etc.
Busqué algunos sencillos hilos conectores que son ejes en este ejercicio de presentar una exposición.
Creo que básicamente la línea es el punto de partida.
Esa misma línea que también es la que teje esta red que tanta presencia tiene en todas.
Es sencillo sentir en el cuerpo de obras que presentamos en la Galería D21 estas reflexiones sobre el dibujo, la línea, el espacio, la construcción con la palabra, el texto.
Por otro lado proponemos una mesa de consultas, en donde compartimos material de las gestiones realizadas e información de bandas, dj, artistas, escritores, diseñadores argentinos, que cada una de ellas tiene como referente.

por Ana Gallardo