SEBASTIÁN ERRÁZURIZ
Torre Santa María, 2010
Instalación con tubos fluorescentes
33 pisos de alto